lunes, 23 de mayo de 2016

¿Mi negocio tiene que estar en todas las Redes Sociales?


Las redes sociales son magníficas plataformas para dar a conocer y potenciar nuestros grandes o pequeños negocios, servicios y marcas y, si aún no las hemos utilizado para eso, entonces nos estamos perdiendo de una gran oportunidad como emprendedores. No en vano las redes sociales han modificado nuestro mundo personal y profesional, pero ¿acaso tenemos que estar activos en todas ellas?

Hablando específicamente de las pequeñas y medianas empresas, que son lideradas por emprendedores, hay una lección muy importante que deben de aprender: no por el simple hecho de creer que “está de moda” se tengan que abrir cuentas en TODAS las redes existentes con el afán de tener un espacio en la web. Tomémoslo como la excelente noticia que es: no necesitamos estar activos en todas ellas y dependerá mucho del giro de nuestra empresa para saber cuáles son las más adecuadas. También debemos ser objetivos y pensar si, para mi negocio, es realmente conveniente tener y mantener redes sociales, recordando que no es un trabajo tan simple y que no cualquiera puede hacerlo. En primer lugar, tienen que plantearse esta sencilla pero importante pregunta: ¿en qué beneficiará a mi negocio tener redes sociales?, y posteriormente: ¿qué redes sociales van de acuerdo con mis objetivos y necesidades?

Cada red es distinta a las demás y cada una nos ofrece diferentes beneficios. A continuación mencionaré únicamente cuatro ejemplos breves de ellas:

Facebook
Prácticamente la mayoría de las PyMes han optado por tener Fan Pages en donde puedan interactuar directamente con personas y lograr tener una idea muy general sobre lo que se piensa de sus negocios. Eso está muy bien, siempre y cuando su actividad sea constante, interesante y que sirva para atraer nuevos clientes con el efecto de “bola de nieve”, en donde podemos invitar a nuestros amigos y conocidos, ellos a su vez invitan y recomiendan nuestra página a los suyos y así sucesivamente.


Twitter
Esta red es excelente para contactar/seguir a gente importante de la industria en donde nos desarrollemos, obtener noticias relevantes al momento, crear una lista de seguidores fieles a los que les guste nuestro negocio y construir en tan sólo 140 caracteres una identidad de marca. ¿Cómo lograrlo? Con hashtags únicos y un lenguaje particular que pueda ser distinguido de los demás.


Pinterest
El crear tableros que refuercen lo que significa tu negocio resulta divertido y entretenido gracias a Pinterest. En esta red se puede encontrar todo tipo de imágenes, ilustraciones y hasta videos interesantes y ¡qué mejor que introducir el giro de nuestro negocio en ello! Por ejemplo, si tenemos un restaurante, podemos compartir cuáles son los más famosos del mundo, algunas recetas (no todas), infografías sobre el protocolo de restaurantes en nuestro país y en otros e incluso la música más apta para ambientar. Hay que sacarle provecho a los tableros que diseñemos buscando siempre re-direccionar a nuestras otras redes.



Blogs
Una de las redes que más trabajo cuesta mantener pero también una de las que genera mayor fidelidad y retroalimentación directa con nuestro público, es el blog. En él, podemos generar nuestro propio contenido, con nuestras propias ideas y estilo de redacción. Desde el Blog se puede compartir el contenido en las Redes Sociales antes mencionadas.


Una vez que contestemos las preguntas que se mencionan anteriormente, seleccionemos nuestras redes y las pongamos en marcha, es de suma importancia relacionar a nuestro negocio con cada una de las cosas que publicamos y compartimos en ellas. No olvidemos que se trata del mismo servicio, la misma imagen y la misma reputación, así que la experiencia que tienen las personas al solicitar tus servicios en vivo y en directo, debe ser la misma que cuando navega por tus redes sociales. Si consideras a tu negocio como una empresa formal y quieres que tus redes sociales sean un reflejo de ello, entonces tendrás que decir definitivamente adiós a las faltas de ortografía, a compartir información irrelevante, a dejar de compartir vídeos de gatitos, perritos o bebés y muchas cosas más; para eso tenemos nuestras cuentas personales.

Contratar o buscar la ayuda de un experto en redes sociales, sería lo más óptimo para tu propio bien y el de tu empresa. No hay como el trabajo de un profesional que pueda dirigirnos hacia los objetivos que tenemos en mente. Hay que ser conscientes y manejar a las redes sociales con responsabilidad, creatividad y hasta con respeto, teniendo en cuenta que lo que hagamos en la web se verá reflejado en nuestro negocio y viceversa. Si necesitas que te asesore a potenciar tus redes sociales contacta con nosotros.