martes, 3 de noviembre de 2015

5 Mitos sobre el trabajo freelancer

La variedad de profesiones y servicios que pueden ofrecerse en la actualidad por internet aumenta a una velocidad increíble. Dada estas tendencias, un número sin precedentes de personas opta por el trabajo independiente o considera seriamente hacerlo… aún sin saber muy bien de qué se trata. Estos son los 5 Mitos que hay, pero no son ciertos:

Mito #1 – El trabajador freelancer es su propio jefe, nadie le dice que hacer

La gente suele asumir, de manera equivocada, que el trabajador independiente nunca está en deuda con nadie y no tiene jefes ante los que deba responder. Aunque es verdad que un freelancer tiene mayor libertad horaria en comparación a un empleado ordinario y que, al contrario que éste, no tiene que lidiar en persona con supervisores, aún debe seguir las instrucciones, los pedidos y las directivas que le entrega la persona que lo contrata. Aún más, todo trabajador freelance que se considere responsable mantiene un contacto periódico o regular con sus empleadores y clientes.

Mito #2 – El freelancer realmente no trabaja demasiado

La gente que no está familiarizada con este estilo de vida, se imagina que quien trabaja por internet es una persona que pasa la mayor parte de su tiempo haciendo tonterías en el PC o mirando en la televisión el último reality de moda. Sin embargo, en realidad trabajar desde casa significa exactamente eso.
Es posible que muchos que trabajen la mitad de las 40 horas a la semana que les corresponde a los oficinistas, pero también es verdad que hay quien trabaja 50 horas o más. La cantidad de horas de trabajo variarán en la medida en que uno se comprometa con más o menos proyectos, de cuánto trabajo nos exija cada uno y de qué tan eficientes seamos al administrar nuestro tiempo.

Mito #3 – Sólo la gente que está desempleada opta por el trabajo freelancer

Ser un trabajador independiente es una cuestión de elección, al igual que ser empleado lo es. No sólo no es verdad que las personas que no pueden conseguir trabajos elijen ser freelance, sino que muchos excelentes profesionales optan por el trabajo vía internet, generalmente cansados de un entorno laboral mediocre que no les permite encontrar motivaciones para mantener el puesto.
La perspectiva de trabajar por internet sin duda está cargada de ventajas que no encontraremos en otros ámbitos, y éstas pueden ser un gran atractivo incluso para personas que ya contaban con un trabajo y no tenían razones para abandonarlo.

Mito #4 – Los freelancer no tienen estudios, rara vez hay profesionales entre ellos

La realidad de miles y miles de trabajadores desmiente este mito. Muchísimos profesionales, entres los que destacan programadores, diseñadores gráficos, traductores y publicistas, optan por ofrecer sus servicios por internet; incluso las redes más importantes de contenidos esperan que sus columnistas y redactores tengan algún estudio relacionado con el campo de conocimiento en el que les toca desempeñarse.

Mito #5 – Al estar todo el día en casa, el freelancer no tiene vida social

El trabajo por internet suele requerir una gran actividad en las redes sociales. Pero que esto no se malinterprete, pues no se trata de pasar horas chateando por Facebook con nuestros amigos, sino que son herramientas que deben utilizarse para construir nuevas relaciones, entablar nuevos contactos para posibilidades laborales o para beneficiarnos de intercambio de información relativa a nuestro sector.
Esto en realidad, es un punto a favor, pues descubrimos que detrás de la aparente frivolidad de estas plataformas se esconde la posibilidad de beneficiarnos si hacemos un uso inteligente de ellas.